Cómo mezclar distintos estilos decorativos en la misma vivienda y que quede bien

Crisvi/ abril 30, 2022/ Uncategorized/ 0 comentarios

Mezclar estilos decorativos es más fácil de lo que pueda parecer en un principio. De hecho, existen muy pocos estilos decorativos “puros”. La mayoría de los estilos decorativos que conocemos son una mezcla de las mejores tendencias que marcaron los distintos periodos del diseño de interiores.

Las reglas en decoración van y vienen, en los últimos años se han visto un montón de distintos estilos decorativos donde la regla principal parece ser que ¡no hay reglas! Podemos encontrar en el diseño de interiores las mezclas más inverosímiles de muebles, patrones o colores creando un espacio individual y único. Lo viejo se mezcla con lo nuevo, lo clásico con lo rústico, las líneas industriales con las femeninas, las posibilidades son infinitas y con un poco de buen gusto las mezclas de estilos y muebles que parecían imposibles se convierten en obras de arte del interiorismo.

Algunos trucos para decorar con sentido

El objetivo es crear un espacio que los ojos y la mente vean como un todo. Algunas mezclas, sobre todo las más atrevidas, requerirán de una creatividad e inspiración de la que no dispone todo el mundo y podemos encontrarnos con que hemos convertido nuestro salón en un trastero o un mercado de segunda mano en que los objetos flotan independientes sin crear un espacio agradable en el que estar.

No es necesario que las cosas encajen a la perfección, basta que se lleven bien juntas y esto puede conseguirse de muchas formas. Una buena forma es encontrar algo que tengan en común como líneas colores o texturas y usarlo de hilo conductor. Hay algunos trucos infalibles para mezclar diferentes estilos sin esfuerzo y crear una estancia unificada, te contamos algunos de ellos:

La regla 80/20

Los decoradores a menudo trabajan con proporciones que aseguran el resultado de su trabajo. Hay una fórmula sencilla que siempre funciona utilizada por los decoradores y otros profesionales del sector del diseño con resultados increíbles; la regla de la proporción 80/20. Esta regla consiste en mezclar diferentes estilos decorativos de manera que la decoración tienda 80% a un estilo y el otro estilo esté presente en la estancia en un 20%.

Elige uno de los estilos para ser el predominante y el otro para aparecer en pequeñas dosis. Si te atreves a probar con un tercer estilo puedes cambiar los porcentajes un poquito; 70-20-10.

Elige una paleta de colores simplificada

Si usas demasiados colores puede parecer que cada pieza de la estancia va por su cuenta, puesta sin lógica. Repetir los mismos colores a lo largo de todo el espacio permite crear una cohesión y unión entre sus elementos.

Siendo selectivo con los colores de la habitación se sentirá unificada con independencia de los cambios decorativos y evitarás tu casa parezca la unión de piezas extraviadas.

El balance es la clave a la hora de mezclar estilos decorativos

También con la aplciación de los colores los decoradores confían en la proporción. Un buen truco es la regla del 60/30/10. Según esta regla se creará una sensación acogedora y unificadora del espacio si limitas tu elección a tres colores de los cuales uno estará presente en el 60% de la estancia. Este será, normalmente el color que vayas a utilizar en las paredes. Puedes incorporar un segundo color
que tendrá presencia en un 30% aproximado del espacio, por ejemplo, el color de los sofás y las cortinas y finalmente dar un toque de color (los dos primeros por lo general suelen ser tonos neutros) en un 10% del espacio a través de alguna pieza de mobiliario a la que le quieras dar protagonismo o la funda de los cojines.

Los cojines son ideales para trazar un puente entre los diferentes estilos decorativos. Son los favoritos para hacer funcional la mezcla tanto de colores como de estilos.

Elige un patrón para unificar

De la misma forma que se usa el color, podemos utilizar una forma, motivo o patrón con la misma finalidad unificadora para evitar que los distintos estilos decorativos utilizados parezcan esparcidos. Con el uso de un patrón en un suelo hidráulico, por ejemplo, se ayuda a unificar los distintos estilos de decoración utilizando el mismo patrón además de en el suelo o en un trozo de pared, en un objeto decorativo o impres en los textiles de los cojines, plaids o cortinas de la habitación.

Otra forma de dar consistencia al estilo es elegir la línea de tu sofá o de tu sillón favorito y repetir las curvas propias del mismo a lo largo de todo el espacio. Esto es, optar por línesas más rectas o redondeadas en toda la decoración según sea la del sofá.

Mezcla tipos de madera dándoles un mismo tono

Es sorprendente como dos muebles de periodos totalmente diferente van bien juntos cuando ambos están fabricados con la misma madera o tratados con barniz del mismo tono o brillo. Mantén el tono de la madera de tus muebles para hacer que las piezas de madera de diferentes épocas encajen. El barniz les da un toque unificador que puede hacer quedar bien muebles clásicos y de formas redondeadas con mobiliario mid century o más moderno de líneas rectas.

Haz de tu pieza más extravagante el punto central

Si tienes una pieza de decoración o un mueble que no parece encajar con el resto de tus cosas pero de la que no te quieres desprender no trates de esconderla, al contrario, enfoca la atención del espacio sobre ella y úsala como punto central construyendo el resto de la decoración de la estancia a su alrededor.

Actualiza tu mobiliario más clásico y dale una segunda vida

Y a continuación un gran turco, te será más fácil cohesionar los estilos de tu decoración si actualizas tu mobiliario más clásico. Es decir, si tienes ese mueble clásico que has heredado de tu abuela y que adoras pero que no termina de encajar con el estilo más moderno de tu casa, siempre puedes darle un toque más actual aplicando un nuevo barniz, una mano de pintura, con un poco de papel pintado o cambiando los tiradores.

Utiliza un tema

Puede que seas coleccionista y quieras llenar tu habitación de jarrones chinos o figuras de patos decorativas o sin llegar a tanto elegir un tema más genérico como la montaña o el mar. Este trabajo queda especialmente bien cuando se trata de decorar habitaciones infantiles pero puede utilizarse también en otras estancias de la casa. Si la decoración encaja con la trama da igual el estilo utilizado, las piezas de mobiliario encajarán entre sí.

Recuerda que las reglas del diseño y la decoración no están nunca escritas sobre piedra. Lo que normalmente funciona en la mayoría de los espacios se convierte en una regla (o sugerencia) pero la sugerencia puede que no funcione específicamente en tu espacio. Siéntete libre de mezclar o romper las reglas cuando estés decorando las habitaciones de tu casa si tienes ese instinto. Al fin y al cabo tu casa te pertenece y es una expresión de ti mismo. Si necesitas cualquier ayuda tanto a la hora de diseñar como de llevar a cabo la reforma de tu vivienda cuenta siempre con profesionales. Desde Construcciones Crisvi te ofrecemos nuestra experiencia como garantía de éxito.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*