¿Qué posibilidades tengo a la hora de instalar una chimenea en el salón de casa?

Crisvi/ julio 31, 2022/ Uncategorized/ 0 comentarios

Una chimenea otorga un ambiente único y muy especial a cualquier estancia, ya que no solo es una fuente de calor que nos va a permitir ahorrar en calefacción, sino que también es un elemento decorativo ideal para los fríos días del invierno, aportando un toque de calidez sin igual. No hay nada como sentarse delante del fuego cuando en el exterior llueve, nieva o hace mucho frío.

En la actualidad existe una amplia variedad de tipos de chimeneas que permiten poder instalarlas en cualquier espacio o casa. Es importante a la hora de elegir el sistema y la potencia para la chimenea, que tengamos en cuenta las características de nuestro salón, es decir, los metros cúbicos que tiene el espacio a calentar, si el aislamiento es el adecuado, los permisos de nuestra comunidad si vivimos en un piso, si la misión de la chimenea es solo decorativa, etc.

No es habitual que la chimenea sea el único sistema que tenemos para calentar la casa, pero sí es cierto que una chimenea en el salón ofrece el apoyo perfecto a los radiadores o el suelo radiante. Además de calentar la estancia, se convertirá en la protagonista del salón y será un elemento decorativo excepcional.

Tipos de chimeneas para el salón de casa

Chimeneas de leña

Es la clásica chimenea ancestral y la más utilizada a lo largo y ancho del planeta. Son modelos de hogar abierto que nos permite disfrutar del crepitar del fuego, con muchísimo encanto y muy decorativas.

Son ideales para casas independientes, chalets, adosados…., ya que necesitan una salida de humos al exterior con una instalación compleja. Aunque son las más decorativas, no son las más eficientes ya que se pierde hasta un 70% del calor que generan y, además, consumen mucha leña.

Chimeneas con insert

Estos son modelos cerrados con una puerta de vidrio que nos permiten disfrutar de la visión del fuego sin perder calor. El interior de este tipo de chimeneas alcanza una temperatura mucho mayor, por lo que su eficiencia es más alta que la de los hogares abiertos tradicionales.

Chimeneas de gas

Son ideales si vivimos en un piso, ya que no requieren de salida de humos al exterior, por lo que son un sistema fácil y rápido de instalar, ya que se colocan en una cámara estanca. Estas chimeneas funcionan con gas, como los tradicionales fuegos de la cocina, sin necesidad de almacenar combustible y pudiendo regular la intensidad de las llamas a nuestro gusto.

Aunque no son tan bonitas como las chimeneas clásicas, caldean el ambiente, son muy limpias y su mantenimiento es muy sencillo.

Chimeneas de pellets

Este tipo de chimeneas son las más ecológicas y sostenibles, ya que funcionan con combustible ecológico (pellets) y calientan cualquier ambiente de manera rápida y efectiva.

Los pellets son unos pequeños cilindros fabricados con restos de fibras de madera, serrín y virutas, que se prensan, no produciendo emisiones de CO2 y, aprovechando estos restos. Al mismo tiempo, es un calor limpio que genera poca ceniza, siendo unas chimeneas muy fáciles de limpiar y mantener.

Chimeneas de bioetanol

Son muy limpias y no contaminantes, ya que su combustible, el bioetanol, se obtiene a partir del tratamiento y fermentación de cereales y otros vegetales que acaban transformándose en un bioalcohol.

Ofrecen también la ventaja de no necesitar instalación previa, pudiendo colocarse en cualquier espacio. Tampoco emiten humos ni olores por lo que no necesitan un conducto de salida al exterior.

No generan cenizas ni hollín, y emiten entre un 40 y un 80% menos de gases contaminantes que las chimeneas tradicionales.

Chimeneas eléctricas

Las chimeneas eléctricas son ideales como elemento decorativo y nos permiten disfrutar de una chimenea en nuestro salón sin necesidad de instalaciones, combustibles, limpieza y mantenimiento. En este caso solo necesitamos un enchufe para poder contar con su calor.

Son un complemento ideal a cualquier otro sistema de calefacción y en la actualidad están muy conseguidas al disponer de luces led que consiguen un efecto óptico muy realista y similar al fuego. Incluso algunas cuentan con efecto humo generado por la emisión de vapor de agua.

¿Qué chimenea elegir para nuestro salón?

Antes de decantarnos por un determinado modelo de chimenea u otro, hay que tener en cuenta que en un modelo abierto tradicional, hasta el 70% del calor producido se pierde y que la eficiencia de una chimenea puede verse incrementada hasta un 60% si se elige un modelo cerrado con puerta de cristal.

Al mismo tiempo deberemos tener claro si lo que prima en nuestra elección es calentar la estancia o que la chimenea juegue solo un papel meramente decorativo. Si lo que queremos es calentar, la chimenea debe ser del tamaño y potencia que realmente necesita cada espacio, en función de los metros cuadrados, el aislamiento, el número de ventanas, etc.

También es esencial tener en cuenta si vivimos en un piso de una comunidad, por lo que habrá que pedir permiso a ésta o si vivimos en una casa independiente.

De todos los sistemas de chimeneas que hemos comentado anteriormente, las más exigentes a la hora de limpiarlas son las de leña, ya que generan mayor cantidad de residuos y necesitan una limpieza exhaustiva y periódica para que funcionen correctamente. En el lado contrario están las chimeneas más fáciles de mantener y limpiar, siendo las eléctricas, las de bioetanol y las de gas.

¿Puedo instalar una chimenea en mi casa?

Si vivimos en un piso y nuestro edificio no cuenta con la instalación necesaria para ello, no será posible instalar una chimenea de leña que requiera salida de humos. Solo podría hacerse en caso de vivir en la última planta de un edificio de viviendas y siempre que haya una cámara de aire entre el piso y la cubierta. Este problema no se da si vivimos en una casa independiente.

Como hemos visto anteriormente, para los pisos hay soluciones, ya que existen modelos de chimeneas que no requieren de salida de humos, como las de gas o las de bioetanol.

Instalar una chimenea de leña requiere una licencia de obra menor por parte del ayuntamiento, además del consentimiento de la comunidad de propietarios. Para tramitar la licencia de obras, hay que presentar el proyecto de la reforma a realizar junto con el presupuesto de la misma, ya que la licencia suele costar entre un 4 y un 5% del mismo. Si es necesario hacer una salida de humos en el tejado la licencia de obras estará sujeta al consentimiento de la comunidad de propietarios.

A modo de conclusión podemos decir que una chimenea aporta calor y calidez a nuestro salón. En Construcciones Crisvi te asesoramos sobre cuál es el modelo de chimenea que más se ajusta a las necesidades de tu hogar para conseguir que el salón de tu casa sea más acogedor, convirtiendo la idea que tenías en mente, en una realidad. La preparación y experiencia adquirida por nuestro equipo técnico, nos posibilitan para ofrecer un servicio totalmente personalizado y a medida en instalación de todo tipo de chimeneas.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*