Elementos susceptibles de reforma en una piscina

Crisvi/ agosto 30, 2022/ Uncategorized/ 0 comentarios

Con el paso del tiempo una piscina suele sufrir diversos deterioros que requerirán de una reparación o reforma en función del nivel de imperfecciones de ésta. Habitualmente estas reparaciones deben realizarse de forma urgente para que no se agrande más el problema y con él el coste de dicha reparación.

Al mismo tiempo, se dan muchos casos de personas que llevan años disfrutando de una determinada piscina y que bien porque les surgen nuevas necesidades o bien porque desean dar un nuevo toque renovado a su piscina, necesitarán realizar reformas parciales o totales.

El coste de la reforma que llevemos a cabo en una piscina dependerá en gran parte del tamaño de la misma y de los cambios o reparaciones que queramos llevar a cabo.

Veamos a continuación cuáles son los elementos que más se suelen reformar en una piscina, bien porque se deterioran más o bien porque se quedan antes obsoletos.

Tipos de rehabilitaciones y reformas más comunes en piscinas

Reparación de fisuras y fugas de agua

La reparación de fugas de agua es el problema más habitual que suele presentarse en piscinas que tienen ya unos años. Una vez detectada la fuga es imprescindible repararla lo antes posible para no malgastar agua y para evitar que la avería vaya a más.

El origen de este problema puede deberse a:

  • Grietas en el vaso de la piscina. Se deberá impermeabilizar la piscina.
  • Fugas en el sistema hidráulico. Suele aparecer en el circuito de llenado y/o vaciado, skimmers, sumideros y desagües. En este caso es necesario cambiar piezas o repararlas.

Para saber si hay alguna fuga de agua en nuestra piscina deberemos observarla y si pierde 3 cm por semana será conveniente llamar a un profesional para que la revise.

La reparación más grave y costosa es cuando la fuga se produce en las tuberías de llenado o vaciado, teniendo en este caso que levantar el suelo de la piscina.

Arreglo o impermeabilización del revestimiento de la piscina

La impermeabilización del revestimiento de la piscina se tiene que llevar a cabo cuando se produce una fisura en el vaso debido a diferentes causas como:

  • Desgaste producido por los años.
  • Defectos de construcción.
  • Falta de mantenimiento.
  • Cambios bruscos de temperatura que afectan al vaso.
  • Piscina construida en un terreno no adecuado y con raíces cercanas.

Los tres métodos más comunes para la impermeabilización de una piscina son:

  • Levantar el gresite. Solo se puede llevar a cabo en piscinas de hormigón. Consiste quitar el gresite, dar una capa de cemento impermeabilizante y volver a poner el gresite.
  • Reparar con fibra de vidrio todo el vaso. Para piscinas de poliéster y fibra, aunque también puede llevarse a cabo sobre hormigón.
  • Reparación con liner. Es la técnica más utilizada en piscinas de hormigón y acero debido a que es la más económica. Consiste en instalar una lámina de PVC decorativa que impermeabiliza el vaso con una capa entre 1,30 y 1,60 cm.

Cambio de bordillo

El conocido vulgarmente como bordillo de la piscina se llama corona y es un elemento decorativo y de seguridad muy importante, ya que evita caídas indeseadas al agua.

Esta corona con el tiempo puede deteriorarse y por lo tanto deberá ser reparada o sustituida. Los materiales más comunes en los que está realizada esta corona son:

  • Piedra natural o artificial. El material más utilizado y que proporciona elegancia y solidez. Estas piedras deberán ser refractarias para evitar quemaduras por calentamiento solar.
  • Cerámica de gres. Material muy resistente y duradero en condiciones meteorológicas adversas. Suelen ser antideslizantes y poco porosas para evitar posibles accidentes.
  • Tarimas sintéticas. Muy utilizadas debido a que quedan muy bien estéticamente y son agradables al tacto.

Modificación del tamaño de la piscina

Cuando se decide modificar el tamaño de la piscina (tanto dimensiones como profundidad), más que por necesidad es por gusto del cliente, aunque en muchos casos los cambios suelen estar motivados por conseguir un menor coste de mantenimiento y por comodidad. También estos cambios incluyen añadir zonas nuevas a la piscina, como por ejemplo una zona de spa.

Escalera de obra

Hace unos años y por ahorrar costes en la construcción de la piscina, se solían utilizar escaleras metálicas para el acceso al agua en lugar de una escalera de obra, la cual es mucho más cómoda y bonita.

Si queremos añadir una escalera de obra a nuestra piscina debemos saber que es una reforma menor que no va a salir demasiado cara.  Entre los diferentes tipos de escaleras de obra que podemos añadir a nuestra piscina están:

  • Escalera romana. Necesita que ampliemos un poco la piscina formando un arco y construir los peldaños.
  • Escalera en ángulo. Son las más comunes y se colocan en una de las esquinas de la piscina formando un ángulo.
  • Escalera rectangular. Se ubican en un lateral, brindando un aspecto más moderno y sin necesidad de modificar el perímetro de la piscina.
  • Prefabricadas. Son autoinstalables y pueden ser de diversos materiales (poliéster, acero, etc.).

Limpiar, lijar y pintar

Cada cierto tiempo es necesario limpiar toda la superficie del vaso de la piscina con una hidrolimpiadora o producto específico para de esta forma evitar su deterioro así como la aparición de algas que se incrustan en el material y son muy difíciles de eliminar.

A su vez, y con el paso del tiempo, en el caso de las piscinas prefabricadas y de hormigón, es necesario lijarlas y pintarlas para mantenerlas en buenas condiciones. En el caso de piscinas con gresite será necesario aplicar una lechada si no queremos que los cuadros de gres se desprendan y provoquen pérdidas de agua.

Enfermedad de osmosis

La osmosis es un problema se tienen muchas piscinas de poliéster y de fibra de vidrio, ya que con el paso del tiempo el material con el que se fabrica el vaso envejece de forma natural creando ampollas en la superficie. Como consecuencia de ellas se producen poros y perforaciones que eliminan la impermeabilización de la piscina produciendo fugas de agua.

Para su reparación habrá que lijar la superficie del vaso, revestirlo con fibra y finalmente una capa de resina de Gelcoat.

Instalación de luces

Para mejorar la visibilidad por la noche y al mismo tiempo dotar a la piscina un ambiente más íntimo y relajante, muchas piscinas incorporan luces halógenas o led. Su colocación depende del efecto que deseemos conseguir.

Si queremos añadir estas luces a nuestra piscina y en su momento no planificamos tomas de electricidad durante la construcción, tendremos que levantar parte del suelo que rodea la piscina para hacer las rozas necesarias y llevar el cableado.

Cubierta de protección

Una cubierta de protección es muy útil para mantener la piscina durante el invierno en buenas condiciones, sobre todo en zonas donde la climatología es adversa.

Estas cubiertas suelen ser estructuras metálicas correderas de cristal o policarbonato que se colocan a lo largo de toda la piscina para conservar mejor la temperatura del agua, proteger la piscina de las inclemencias climáticas y también a las personas.

Climatización de piscina

Si lo que queremos es poder aprovechar la piscina durante todo el año, tendremos que instalar un sistema de climatización eficiente, calentando el agua a una buena temperatura y sin incurrir en un gasto desorbitado.

En la actualidad existen dos sistemas que se adaptan a estas características, las bombas de calor y los paneles solares.

Mantenimiento de componentes en reformas de piscinas

Además de la propia piscina también existen otros componentes asociados que pueden sufrir daños y averías y que deben ser reparados o sustituidos. En particular destacan dos importantes elementos a los que deberemos prestar atención:

Bomba de agua. Es la parte más sensible de todos los aparatos de la piscina e imprescindibles para que se mantenga en perfectas condiciones. Nos damos cuenta de que la bomba de agua no funciona de forma correcta porque no arranca o porque no aspira el agua con la suficiente fuerza. Una vez detectada la avería deberemos ponernos en contacto con una empresa de reformas de piscinas para que repare el desperfecto lo antes posible.

Depuradora

Una de las averías más frecuentes de la depuradora y que hace que no funcione de manera correcta es el problema de presión, por el cual la depuradora se queda sin fuerza.

Es esencial que la depuradora se limpie de forma habitual, sobre todo en los meses de verano, ya que de no hacerlo la suciedad se va acumulando, impidiendo que el agua circule correctamente y como consecuencia, disminuyendo la presión.

En Construcciones Crisvi llevamos a cabo todo tipo de reformas de espacios exteriores y piscinas. Asesoramos y guiamos a nuestros clientes sobre los materiales que necesitan en su espacio exterior para que su jardín sea ese espacio confortable y armonioso en el que poder relajarse. Ponemos nuestra experiencia a su servicio para que unas piezas tan importantes como el exterior de la vivienda y su piscina sean espacios útiles y acogedores.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*